9 de septiembre de 2012

Entrevista Javier Aramendía



El ciclista navarro del Caja Rural Javier Aramendía ha sido uno de los nombres propios de esta edición de la Vuelta a España. Con cinco días escapado y cuatro premios a la combatividad, Aramendía ha sido uno de protagonistas de esta vuelta.
Última etapa y de nuevo escapado, ¿qué tal se ha encontrado?
Bien, quería haber cogido una fuga la última semana, me encontraba con fuerzas y quería probar. No ha podido ser hasta el último día, pero afortunadamente ha podido ser, así que ni tan mal. Madrid es un escenario precioso, además había venido toda la familia, así que es un buen broche personal a la Vuelta.
¿Qué balance personal hace de la Vuelta?
Entiendo que bueno, he trabajado bien para los compañeros cuando ha hecho falta y he logrado estar en cinco fugas. Es un buen balance, es una pena que no haya llegado a meta ninguna de ellas para haber tenido opciones de luchar por un triunfo. Tal vez las bonificaciones hayan podido ir en contra de las fugas, bloqueando un poco la carrera, pero por el contrario han sido clave para el espectáculo que han dado los favoritos.
Se le ha visto en un buen momento de forma.
La verdad es que me he encontrado bien. Estaba centrado esta segunda parte de la temporada en llegar bien, pero sufrí la caída en Noruega y corría peligro llegar en buena forma. Por suerte pude recuperarme y llegar con un buen golpe de pedal al 18 de agosto. La competición se me dio bien antes de la Vuelta y eso siempre es positivo. Estuve en las fugas de Ordizia y Donosti, y en Burgos. Hemos trabajado todos muy bien antes y durante la Vuelta, debemos estar todo el equipo orgulloso.
¿Qué balance hace del equipo?
Entiendo que bueno, hemos cumplido todos los objetivos que nos marcamos antes de la salida de la Vuelta: estar presente en carrera, lograr una victoria y hacer entre los 10 primeros en la general por equipos. El equipo ha sabido dar la cara y dejarse ver. Ha sido un buen mes para el equipo, en la Vuelta se ha logrado hacer un gran papel, al igual que los compañeros que han estado en la Volta a Portugal.
¿Cómo vivió las dos primeras etapas por Navarra?
Ha sido el fin de semana más bonito de mi carrera deportiva, ha sido increíble, especial e inolvidable. La crono fue muy emocionante, cualquier navarro que se lo imagine se da cuenta de lo que es, pero una vez que lo vives es mucho más. El día siguiente también fue precioso, escapado y con muchísima gente animando. Estaban animando un montón de gente conocida, gente que había coincidido en cadetes, en juveniles, en amateur… Mucha gente me animaba simplemente por ser navarro, la tierra que tira mucho, es algo muy especial. Fue un fin de semana inolvidable que además logré terminar subiendo a pódium. Esos dos días no los voy a olvidar en mi vida.
¿Cómo vivió la victoria de Piedra en los Lagos de Covadonga?
Si te soy sincero, cuando íbamos subiendo con el grupo el puerto me puse las gafas para que no me vieran llorar. Fue un gran momento, para mí, para el equpio y para Piedra. Antonio es un gran tipo, hicimos amistad en Sierra Nevada entrenando juntos. Pasamos varios días solos y la verdad es que es muy buena persona. Entrenamos duro, tiene un gran nivel, es capaz de mantener un ritmo alto mucho tiempo y cuando cogió 40 segundos sabía que llegaba. Es un compañero y un amigo, se lo merece y me alegro por él. En Sierra Nevada me cuidaba muy bien, y hay que ver como cocina el tio…
¿Se entero de las rampas de los Lagos?
Nada, ese día ni te enteras. No hacía falta ayuda para subir el puerto. Primero los nervios de la escapada, de si llega, y luego cuando ganó… fue una ascensión al puerto de celebración.