7 de septiembre de 2012

Aitor Galdós


El ciclista del Caja Rural ha sido uno de los protagonistas de la etapa al protagonizar la escapada de la jornada junto a Toribio (Andalucía).
¿Cómo se ha encontrado?
Un poco mejor. Tras un inicio de vuelta complicado con gastroenteritis, con caída, con muchos problemas. Ya dándole la vuelta pese a que está siendo una Vuelta muy dura. Igual no es mucho de mis características pero esta etapa era una de las últimas oportunidades y a nada de fuerzas que he tenido he querido probar.
Una escapada complicada que llegase.
Era muy difícil, una escapada de dos, con mucho viento de cara… pero nunca se sabe. También hay que buscar la escapada para ser protagonistas y ha sido, una vez más, bonito ver a un Caja Rural escapado. Eso también es importante.
Etapa que no llega con adelante, ¿se hace raro?
Llevamos 19 etapas, una Vuelta muy exigente y con mucho viento de cara. Llevamos toda la Vuelta llegando con adelanto y la gente va acusando los esfuerzos de todos los días.
De nuevo Caja Rural protagonista con la escapada.
Es nuestro objetivo. Ya nos llegó el premio con la victoria de Piedra en los Lagos de Covadonga, soñábamos con ella, sabíamos que la podíamos conseguir y lo hemos logrado. Otro trabajo era este, que se vea el maillot en las escapadas.
¿Cómo vivió el día de Piedra?
Íbamos escuchando por la radio. La verdad es que una emoción muy grande. Se lo merece, es una alegría grande por él y por todos los compañeros, llevamos una Vuelta trabajando muy bien y es una recompensa, y encima en los Lagos.
¿Cuesta menos subir los Lagos de Covadonga cuando un compañero ha ganado?
La verdad es que sí, siendo sincero hay que decir que ese día no me dolían ni las piernas subiendo con la emoción que teníamos de haber ganado la etapa. Subimos los últimos kilómetros del puerto sin darnos cuenta
¿Y la siguiente etapa?
Pinta muy dura, habrá que ver como se encara la etapa. En principio parece que tendrá un arranque nervioso y se va a ir muy rápido. Si hubiera mirado a esta etapa no hubiera buscado la escapada. Quedaban pocas oportunidades para escaparse y quería aprovechar. Si en Madrid me quedan fuerzas lo volveré a intentar.
¿Misión cumplida?
Creo que poca gente se esperaba una victoria del Caja Rural en los Lagos de Covadonga salvo nosotros. Sabíamos que habíamos trabajado muy bien, no sabíamos cuando podía llegar pero sí que podía ser. Era muy complicado, hay 21 etapas con ciclistas que repiten, es muy difícil, pero siempre hemos soñado con ella y se ha hecho realidad. El equipo ha cumplido muy bien en todas las facetas, llegadas, montaña, escapadas. La valoración es muy positiva, espero que así lo ve la Vuelta y que nos de puntos para la invitación del año que viene.